Almohadilla térmica Daga

En un universo en que parece que todo lo eléctrico y lo electrónica tenga que ser fabricado en China, todavía siguen apareciendo empresas de toda la vida que tienen su mercado local bien atendido, como hiciera aquella aldea gala en que vivían Asterix y Obelix, existen empresas que, rodeadas de productos de fuera sobreviven al asedio exterior para seguir surtiendo a los negocios de barrio con sus productos hechos en España.

Almohadilla térmica DagaEsta es la experiencia de un usuario de nuestro grupo en Facebook que ha venido a alegrarnos el día y a atestiguar que el producto nacional tiene su espacio en el mercado, sólo hay que anunciar a los cuatro vientos de su procedencia 100% española y que los consumidores (mentalizados como estamos ante el grave problema) podamos tomar nuestras propias decisiones.

El artículo referente a la almohadilla térmica Daga lo pondremos en boca de nuestro amigo Alberto para que veáis que el cambio de mentalidad tiene que empezar desde la base, desde el consumidor inconformista. Aprovechando las vacaciones navideñas Alberto se pasó por el centro comercial para entrar en una de estas cadenas de la electrónica del hogar tan conocidas por todos: “Había de muchos precios, desde 25€ a 50€ en el tamaño de unos 40cm. Todas marcas conocidas, Soehnle, Bosch (alemanas), Ufesa (española comprada por el grupo Bosch Siemens) o Jata (española). Mi sorpresa fue al ver que todas estaban fabricadas en China“.

Evidentemente el desánimo hace mella en la mayoría de nosotros cuando nos encontramos con este tipo de historias, pero Alberto no se conformó: “Salí desanimado de esta cadena de electrodomésticos, y me fuí a otra tienda de electrodomésticos en mi barrio, allí pedí la esterilla de marca Daga. La tienen mi madre y mi suegra y sigue funcionando desde hace más de 20 años, a la perfección. Según su página web son los únicos fabricantes nacionales desde 1921“. “Me decidí por el modelo EP de 38x28cm que costaba 30€. Acabo de ir a recogerla y me he llevado una agradable impresión“.

Almohadilla térmica Daga

Que una empresa como Daga, fundada en 1921 (con la guerra de por medio) haya sabido subsistir tantos años (en su caso llegó a fabricar hasta intermitentes para coches en los años 50 y 60, y diversificó su producción con ventiladores en el 57, mantas en el 58, y planchas eléctricas en el 63) es sinónimo de que las cosas han sabido hacerlas bien. Y es que como indica Alberto (las almohadillas térmicas de su madre y su suegra llevan 20 años funcionando!!) la calidad empieza a ser determinante a la hora de ser responsable en el consumo de todos los productos que compramos.

Daga fabrica sus productos en Mollet del Vallés (Barcelona) y tantos la fábrica como sus almacenes auxiliares ocupan más de 4000 m2 donde se desarrolla el ciclo completo de producción de los productos que ellos denominan “cálidas soluciones” y que además de la marca Daga también incopora la marca Sanotherm y Dagapharma.


En palabras de Alberto: “Ya lo he comentado con el tendero de mi barrio, es muy importante utilizar la característica de producto Fabricado en España como algo positivo, un sinónimo de Calidad, Durabilidad y Empleo para nosotros. En definitiva, me pareció increíble encontrar un producto electrónico fabricado en España y encima a un precio más competitivo que la marca alemana fabricada en China.” Ante esta sentencia creo que sobran palabras, ¿o no?


Deja un comentario