Yogur ecológico con sabor a Vainilla

Yogur ecológico sabor vainillaLos asiduos a este blog ya conocen de sobra nuestras debilidades, además de que los productos sean españoles (y de calidad), siempre intentamos dar un paso más allá y buscar aquellos que nos parezcan más saludables, que sean ecológicos y en el caso de la cosmética que no sean testados en animales. Y por eso cada vez que vamos al supermercado a provisionarnos de productos buscamos novedades que se nos hayan podido escapar. Y la verdad es que sorprende que, cada vez más, las marcas aprendan a lucir orgullosas el “made in Spain en sus envases. Ha costado, pero empieza a distinguirse. Aunque en este caso se haya suprimido por un “Hecho en Galicia“, que también nos sirve, claro.

Y así os traemos hoy un producto de alimentación lácteo saludable, ecológico y muy original: un Yogur cremoso ecológico con sabor a vainilla. Además, con un envase funcional y 100% reciclable. Los ingredientes inscritos en el envase en este caso lo dicen todo: leche ecológica de nuestras vacas, fruta ecológica preparada, vainilla ecológica, azúcar ecológico, fermentos lácticos, y … ¡nada más! ah, y sin gluten.

La cremosidad del yogur lo hace único, pues para su elaboración se necesitan hasta dos litros de leche para hacer un kilo de yogur; su elaboración también es partícipe de su calidad, pues se prescinde de cualquier aditivo, lo cual lo hace, encima, más saludable.

Actualmente son muchos los pequeños productores que buscan hacer menor producción de mejor calidad que primar la cantidad y venderla más barata a terceras empresas. En este caso estamos hablando de una granja familiar gallega que empezó su particular tradición lechera en los años 60 y que ya desde los inicios (sin tener idea de la agricultura ecológica) decidieron prescindir del uso de pesticidas, herbicidas y otros productos químicos por el mero convencimiento de que existía una manera más respetuosa y responsable de producir lácteos.

yogur hecho en España
Desde el año 2002 la Casa Grande de Xanceda se certificó oficialmente como ecológica, y ya en la actualidad son los segundos mayores productores ecológicos de España. Y fue en el año 2006 cuando fianlmente dejaron de producir para terceros para crear sus propios productos lácteos ecológicos con la leche fresca y ecológica de su propia granja, de esta manera se pueden controlar al 100% todos los procesos de proudcción que garanticen la calidad desde la hierba que consumen las vacas en el prado hasta el producto listo para consumir.

Además de yogures podemos encontrar muchos otros productos lácteos, pero como dijo una vez alguien a quien todos conocemos “yo he venido aquí a hablar de mi libro“, o sea del yogur. En este caso, además de este delicioso yogur ecológico con sabor a vainilla, tenemos muchos otros, el natural, el yogur de fresas, de frutas del bosque, de sabor mango-vainilla, desnatado de ciruela y canela, y la versión desnatada de todos los anteriores.

Y lo que nos gusta más, es una marca comprometida con el medio ambiente y suele colaborar con protectoras de animales (últimamente con Progape). “Somos pequeños pero siempre que podemos colaboramos, contribuyendo con producto para actos solidarios locales“, y es que la solidaridad de los españoles es quizás lo que nos define como personas, algo de lo que muchos europeos no pueden presumir.


Ahora ya lo sabes, si estás buscando yogures diferentes, 100% españoles, ecológicos, sin gluten, de vacas que pastan libres por los prados de Galicia y que encima tienen conciencia social corporativa y medioambiental … estos son tus yogures, ¡dáles una oportunidad! estoy seguro que cambiarás de marca.


Albóndigas en lata Teller

Albondigas LIDLLos que nos siguen habitualmente saben y conocen de antemano que nos gusta ensalzar todos los productos españoles ecológicos, naturales y artesanales, pero eso no quita para que, de vez en cuando, podamos escribir sobre productos (de alimentación en este caso) que descubrimos en las estanterías de los supermercados en los que compramos habitualmente.

Es evidente que los platos cocinados en casa son infinitamente de mejor calidad, más saludables y naturales que cualquier producto envasado, pero a veces, ya sea por necesidad o por gusto tenemos que adaptarnos a situaciones adversas a las ideales y consumir productos industriales preparados y envasados. Y en este caso, como siempre, también debemos fijarnos en las etiquetas e información del producto en cuestión para asegurarnos que procede de nuestro país.

Y precisamente este es el caso de estas albóndigas en lata de la marca Teller, un producto de alimentación hecho en Noreña (Asturias) en el que orgullosamente se muestra el slogan “Producto de España“, algo que muchas otras marcas que juegan al despiste deberían hacer también.

La crisis juega un papel demasiado importante en la economía familiar, y es evidente que no siempre tenemos a mano supermercados de cadenas españolas donde efectuar nuestras compras cotidianas, pero sí tenemos la posibilidad dentro de otros hipermercados de buscar marcas que puedan satisfacer nuestros gustos y necesidades. En este caso, LIDL es quizás la cadena de supermercados líder en productos de bajo coste. OJO, muchos de sus productos son hechos en China, pero en este caso las albóndigas en lata de la marca Teller son españolas. Si sabemos buscar encontraremos otras marcas en las estanterías de las diferentes secciones. Sólo hay que tener la paciencia necesaria para encontrarlas.

albondigas en salsa
En cuanto a estas albóndigas en lata de la marca Teller poco que decir, al ser un producto económico no esperéis grandes matices de sabor, hemos de pensar que el precio de los productos siempre suelen indicar un poco la calidad del mismo. Por ejemplo, en un saco de 15 kilos de comida para perro que vale 5 euros ¿qué esperáis encontrar en su composición? pues esto es lo mismo. Pero para salir del paso es una buena alternativa. Siempre podemos mejorar o potenciar su sabor añadiendo a estas albóndigas un poco de comino en polvo, un poco de tomate frito y unas gotas de tabasco. Esto ya es otra cosa! jajaja


Cuando nos entran las prisas porque no nos ha dado tiempo de cocinar la comida o la cena, o porque el estrés del día no nos ha permitido buscar ese momento para preparar la comida es cuando entran en acción los platos preparados; nosotros no aconsejamos hacer de este tipo de productos un uso cotidiano, pero para salir del paso está bien. Eso sí, cuando lo hagas asegúrate de que estás comprando un producto hecho en España!


Cereales sin gluten aptos para celíacos

Seguro que cuando vamos al supermercado en busca de cereales jamás nos hemos planteado la cuestión de si existen o no otro tipo de cereales alternativos a los que las grandes marcas ofrecen a los consumidores, sobretodo si existen cereales hechos en España por empresas españolas, no empresas que actúan bajo la licencia de grandes corporaciones en su mayoría americanas o francesas. La respuesta es Sí, existen. Y nosotros hemos encontrado a la empresa Esgir, responsable de una línea de productos de cereales (y otros productos relacionados) que además son aptos para celíacos, o sea, cereales sin gluten.

cereales españoles

Esgir es una empresa alimentaria dedicada a la fabricación de varias gamas de cereales para desayuno que tiene su centro de operaciones en la población de Algemesí, en Valencia. Allí realizan los controles de materias primas (que evidentemente pocas serán españolas, esto es un hecho), además de los procesos de fabricación y control de producto elaborado. De esta fábrica española salen productos para la mayoría de población adulta como son los Corn Flakes con o sin azúcar, Muesli tropical, Copos de avena, Integral cacao flakes alto en fibra, entre otros. En cuanto al target más joven, tienen cereales infantiles como los choco petalos, Mix vainilla & choco, Cereal choc, trigo integral miel o como choco snack relleno de chocolate con avellanas sin gluten.

corn flakes EsgirSi además de considerar que los productos utilizados son de excelente calidad (y en este caso puedo decir que soy desde hace pocas semanas consumidor habitual de estos productos) y muy sabrosos, es una empresa que lucha por el respeto y protección del medio ambiente, dicho compromiso empieza en sus envases con el denominado punto verde (ecopack) y termina en la futura implemenatción de un sistema de gestión medioambiental que están intentando conseguir (según información obtenida de su página web).

Seguramente nos están viniendo ahora mismo multitud de marcas comerciales a la cabeza pertenecientes a grandes corporaciones, de hecho nos tienen bombardeados de publicidad desde que somos pequeños con dichas marcas y las empresas que las fabrican y comercializan. Pero hemos de saber que los procesos industriales a los que la gran idustria somete sus productos eliminan gran cantidad de nutrientes que éstos aportan o deberían aportar. Y en el caso de los cereales el agravante es que un alimento tan básico y nutritivo, que no debe faltar jamás en una dieta equilibrada, son normalmente conseguidos a bajo coste, ese bajo coste repercute directamente en el precio que dicha industria paga a los agricultores que, a su vez, intentan multiplicar sus producciones para ganar más, desinteresándose por la manera de hacerlo de forma sostenible.

No estamos diciendo que sepamos de dónde viene la materia prima con que se elaboran los cereales de Esgir, pero si apostáramos más por los productos cultivados y empaquetados en nuestro país, nuestros agricultores no se verían abocados al fracaso y a malvender sus producciones (sin duda de mejor calidad que la de países tercermundistas o en expansión). Además, apoyando el cultivo sostenible y el consumo de proximidad estaremos haciendo un favor también al medioambiente. ¿De qué manera? básicamente en el gasto de carburantes que supone el transporte y los gastos asociados a la logística que además de hinchar la factura de nuestros bolsillos, también pasa factura al medio ambiente y a la calidad del aire que respiramos.


Consumir cereales es necesario para mantener una dieta equilibrada, sin duda es un desayuno delicioso que podemos acompañar con un vaso de leche, yogur o un zumo natural, pero por favor, cuando lo hagas asegúrate que todo es “made in Spain”, en el fondo estarás ayudando a que una familia como la tuya pueda desayunar de la misma manera en que tú lo haces cada mañana, ¡apoyémonos entre todos!


Chocolate artesano El Beato

chocolates artesanos típicos¿Qué podemos decir del chocolate que no sepamos ya a estas alturas? Al chocolate se le atribuyen mil y una virtudes entre las que destacan su efecto afrodisíaco, sus incontables antioxidantes, la capacidad para estimular las endorfinas (las llamadas hormonas de la felicidad) y, qué duda cabe, la fundamental de despertar el placer de los sentidos de todos sus adeptos. Su carácter exótico lo convirtió en delicatesen digno de paladares exigentes y hoy se torna en producto versátil donde los haya que tanto sirve para aliviar una depresión, levantar el ánimo, aplacar las tensiones como para subir la líbido en cuestión de segundos.

Actualmente casi todo el cacao que se emplea en la fabricación de chocolate procede de África, aunque los mejor caracterizados son los de América. El cacao africano es algo menos aromático que el Americano, aunque un poco más rico en contenido de materia grasa (manteca de cacao). Las mayores plantaciones mantenidas por españoles han sido tradicionalmente de Guinea, aunque actualmente es más rentable el petróleo para ellos, y por eso se ha dedicado menos tiempo a ello.

Hoy día para la fabricación de Chocolate, la mayoría de las empresas, partimos de la pasta de cacao ya tratada. Esto significa, limpieza del grano, su tostado, descascarillado y molido. Esta pasta, se mezcla con el azúcar ya molida, y con los ingredientes que se quieran realizar durante 8 a 10 horas, proceso denominado conchado, y se suele dejar dicha masa para utilizarla al día siguiente, para su elaboración. El siguiente paso sería moldear dicha masa en sus moldes y dejar enfriar hasta que la masa esté totalmente fría para envolverla y enviarla para su consumo.

Y dentro de este proceso manual y artesano es donde entran los maestros de El Beato, empresa de la que ya hemos hablado anteriormente, donde con su saber hacer crean y moldean chocolates de manera totalmente artesanal, creando sabores como lso que podéis apreciar en la foto: chocolate con leche y limón confitado, negro con menta, negro sin azúcar y chocolate con frambuesa. Además de otros con sabores tan exóticos y originales como chocolate blanco con yogur, chocolate negro con almendras, negro con pasas al ron, negro con nueces y pasas, chocolate negro con miel, y otros.


Todos estos sabores se engloban dentro de colecciones como “Chocolate de mi pueblo“, “Chocolate artesano del camino de Santiago“, “Choco Art” con nombres de poblaciones y con envoltorios originales en cada caso que, además, permiten ser personalizados para empresas, regalos o incluso como marca para otras poblaciones o lugares emblemáticos. Estoy seguro que tras leer estos evocadores nombres de chocolate se os ha hecho la boca agua, así que ya sabéis, la próxima vez que vayáis en busca de un chocolate diferentes, que además esté hecho en España no os olvidéis de este nombre: chocolates artesanos El Beato. Una tentación irresistible de 18 delicados sabores que siempre se conjugan a la perfección, chocolates atrevidos o clásicos, pero siempre exquisitos.


Nubes de azúcar de Golosinas Fini

Nubes de golosinas FiniHoy venimos a endulzarte un poco la vida con el artículo que hemos preparado sobre una de las golosinas que (al menos en mi caso) me han acompañado toda la vida desde que tengo uso de memoria: las nubes de azúcar y algodón, lo que siempre hemos llamado “nubes“, sin más. Creo que fue en los años 80 cuando probé una de esas golosinas en el patio del colegio, los niños estábamos alucinando porque hasta entonces no existían más que caramelos de azúcar, chicles y regalices. La nueva hornada de golosinas empezó a inundar el mercado con nubes, tanzanitos (nubes recubiertas de chocolate… mmm), gelatinas, piruletas, chupachups rellenos, etc. una gozada para cualquier niño en aquella época, vamos.

De esa parte hasta ahora la cosa ha evolucionado enormemente, de hecho hay tiendas enteras dedicadas al mundo de las “chuches” con infinidad de productos que hace décadas hubieran sido la hecatombe de todos los dientes de mi generación. Pero de entre todas las golosinas hay una que sobrevive al paso del tiempo y de la que, yo al menos, sigo consumiendo con la misma ilusión con la que lo hacía cuando tenía 10 años: las nubes.

España tiene una larga tradición “golosinera“, (no en vano el chupa chup es uno de los inventos españoles que más éxito ha tenido en el mundo) y lo demuestra en este caso la empresa de Sánchez Cano, S.A. propietaria de la marca Fini, una historia que se remonta a hace 40 años (instalada en Molina de Segura, en Murcia). Una empresa que ha sabido adaptar el mundo de las chuches a las necesidades actuales que dicta nuestra sociedad en cuanto a “nutrición infantil“, ofreciendo productos con 0% de grasa, sin azúcar, sin gluten e incluso sin lactosa.

Este es el caso precisamente de las nubes que hemos encontrado en un supermercado Lidl, los Marshmallow Finitronc, con un porcentaje del 0% de grasas y un producto sin glúten. Pedacitos de gloria que te conducen a una infancia feliz, a las charlas con los amigos en el patio del colegio, a la salida del cole, al consumo de chuche de estrangis en las clases de historia … creo que todos podemos identificarnos con este tipo de chucherías en algún momento puntual de nuestras vidas.


Y para colmo, un producto español, dato que desconocía. Creí que eran un tipo de producto muy americano que se importaba de allí por tener una tradición más extendida que la nuestra en esto de las “nubes”, pero al darle la vuelta al paquete (cosa que deberíamos hacer todos) para conocer su procedencia me sorprendió el “Made in Spain“. Así que ya sabéis, si queréis endulzaros un poco la vida, Fini es una marca española que sigue todos los estándares de calidad necesarios para garantizar un producto de calidad 100% de aquí.


Dulces típicos y artesanos El Beato

reposteria artesana EspañaLos lectores de este blog ya sabéis cuánto nos gusta promocionar los trabajos artesanos, los de toda la vida, así como a su vez ayudar desde nuestro “escaparate online” a los empresarios autónomos y pymes que son los que peor lo están pasando con la atroz competencia que viene tanto de fuera como de dentro (agravado por esta crisis económica que parece no tener fin). Y en este caso además, dando a conocer algo tan dulce como la repostería típica de nuestro país. Yo diría que la más rica en matices, variedades, sabores y formas de todo el mundo.

En este caso venimos a hablaros de una empresa de repostería artesana llamada El Beato que recupera los sabores y las recetas tradicionales de toda la vida, con ingredientes 100% naturales, sin colorantes ni conservantes. Una excelente forma de trabajar que les ha proporcionado muchas medallas y distinciones allá por donde han presentado y saboreado sus dulces típicos. Garantía de que cuando las cosas se hacen bien, con cariño y poniendo empeño en ello salen bien.

En el año 1.997, con la celebración de Las Edades del Hombre, El Beato creó su primer producto, la “Torta del Beato”, en conmemoración al Códice del Beato De Liébana, gran joya de la Catedral de la Asunción de El Burgo de Osma. El resultado final fue un éxito rotundo y en la actualidad sigue manteniendo un lugar muy importante en el mercado convirtiéndose en el producto típico por excelencia de El Burgo.

En 2008, con motivo de Expo Zaragoza, se creó una línea de repostería para dicha ciudad, que hoy en día se mantiene en las principales tiendas de Zaragoza y provincia. Posteriormente se han ido creando diferentes productos para cubrir necesidades específicas, como son:

  • La Colección de El Camino del Cid, avalada por el Consorcio del Camino de Cid, y que el Sr. Pardo, presidente del Patronato de turismo utiliza como obsequio en algún acto oficial.
  • Repostería de El Camino de Santiago, aprovechando la gran afluencia de turismo en el Año Xacobeo 2010
  • Repostería típicamente española, destinada al turismo internacional
  • Repostería de gran rotación, para el consumo diario.

Dulces típicos El Beato, en la actualidad, está desarrollando una nueva gama de productos integrales y aptos para diabéticos, pero manteniendo las recetas de siempre y los ingredientes de alta calidad. Actualmente se encuentran en pleno proceso de formulación para crear repostería artesana con stevia y otras plantas que poseen interesantes propiedades para la salud (aunque de momento es top secret) XD

dulces típicos españoles

Y por si fuera poco acaban de sacar al mercado un producto llamado Fruiterapia, delicias de fruta elaboradas con pectina: producto extraído de la fruta, con innumerables efectos beneficiosos para la salud: desde el tratamiento de la diabetes y la reducción del colesterol malo, hasta la mejora del sistema inmunitario y la lucha contra ciertos tipos de cáncer. Además, cabe destacar la ausencia  total de los principales alérgenos, que tantos problemas están causando en la salud actualmente: productos sin gluten, sin lactosa, sin frutos secos, sin soja y sin huevo.

Como empresa repostera, Dulces típicos El Beato elabora diferentes lineas de productos: La linea Gourmet, enfocada al mundo de las delicatessen y al turismo, orientado a las personas que buscan productos exquisitos sin reparar en el precio. La Línea Económica, dirigida al gran consumo diario, con la misma calidad pero con una presentación y packaging más sencillo. Y por último los productos exclusivos, donde el cliente puede “customizarlos” para adaptarlos a sus necesidades.


Si tras leer estas líneas no se te ha hecho la boca agua es que estás hecho de piedra, porque a nosotros nos ha dado un hambre atroz … Este tipo de artesanía gastronómica es sin duda la que diferencia a nuestro país del resto de los del mundo, nuestros artesanos pasteleros y reposteros (al igual que los cocineros) rescatan del olvido las tradicionales recetas que los miles de años de evolución gastronómica han caracterizado a la dieta mediterránea, bautizándola como la mejor del mundo. ¿A quién no le apetecen ahora mismo unas tetillas de monja o unos besitos de ángel acompañados de un vino dulce típico de la zona? Venga, que levante la mano!


Galletas Digestive de Avena y chocolate Gullón

La verdad es que dentro de este mundo globalizado en el que nos está tocando convivir es bastante dificil encontrar marcas y fábricas que sigan fieles a sus tradiciones y a sus orígenes. A nosotros nos encanta descubrir de vez en cuando este tipo de empresas familiares que han sabido mantenerse en el mercado a lo largo de los años llegando a ser casi tratados como supervivientes de un sistema que todo lo engulle. El caso de las galletas es uno de los más ejemplarizantes. Todos reconocemos marcas muy típicas como Fontaneda o las galletas Marbú Dorada, etc… pero ¿cuántas de ellas son 100% españolas? Ninguna, todas han sido absorbidas o participadas por grandes compañías extranjeras que han mantenido la marca para hacer creer al consumidor que todavía siguen consumiendo las mismas galletas que hace 20 años. Un gran error.

Galletas GullonPero como decía, de vez en cuando te encuentras en las estanterías de los supermercados marcas que siguen siendo de aquí, de las de toda la vida, y que además han sabido modernizar sus productos para modernizarse y seguir creciendo. Y este es el caso de Galletas Gullón. Buscando en las estanterías galletas Digestive me dí cuenta de que la mayoría de marcas eran propiedad de Nestlé, Kraft Alimentación, Unilever (marcas que además de ser extranjeras testan en animales) y escondidas en un rincón estaban estas galletas Gullón Digestive de Avena y trocitos de Chocolate “made in Spain”.

Galletas Gullón es uno de los principales fabricantes españoles de galletas, empresa fundada en 1892, y que se considera como la única empresa galletera familiar que se mantiene en su sector y una de las tres primeras de España que, además, exportan fuera de nuestras fronteras. Tiene dos plantas y una tercera en construcción en Aguilar de Campoo. Su internacionalización le hacer tener presencia en los principales mercados del mundo. Galletas Gullón fabrica una amplia gama de productos, de desayuno, vida sana, chocolate, salados o galletas infantiles, entre otros y exporta más de 200 referencias a los más de 80 países de todo el mundo en los que está presente.

En este caso, centrados en las Galletas Digestive de Avena y chocolate, se trata de unas galletas planas integrales que llevan avenam trigo y gotas de chocolate negro. Aportes de Fribra, sodio, y proteínas que le darán un toque más saludable a nuestro desayuno. Y además de ese toque saludable también un toque de sabor español conscientes de que estamos contribuyendo con su consumo a que muchas familias puedan seguir desarrollando sus labores de trabajo en una empresa que siempre ha apostado por la producción española de sus productos.


El mundo de las galletas, y el de la alimentación en general, está completamente inmerso en una guerra de marcas, calidades y packaging, si no dejamos que los fabricantes nos engañen con sus argucias de marketing y sabemos lo que estamos buscando, nos será más fácil identificar y consumir productos españoles, en este caso ya tenemos una marca de galletas españolas que puede merecer toda nuestra confianza. ¡Buen provecho!


Miel de bosque Carrefour recolectada 100% en España

Hay veces en que las marcas te sorprenden, supongo que forma parte de las diferentes estrategias de marketing del producto en cuestión en un intento por abarcar un mercado cada vez más cambiante. No es de extrañar que los consumidores, de acuerdo en que la actual situación debe cambiar, se hayan puesto de acuerdo para tratar de consumir productos elaborados íntegramente en España (este blog y nuestro grupo en Facebook son un ejemplo). Y las empresas empiezan a darse cuenta de que se abre un mercado hasta ahora casi inexistente. El consumidor empieza a abrir los ojos y se está empezando a posicionar en el consumo responsable de productos de proximidad, lo cual deja al descubierto algo que hasta ahora era impensable: ver etiquetas donde se hace referencia a que el producto es español. La vergüenza del productor acomplejado por los productos de fuera y el consumidor habituado a un mensaje donde se le imponía el consumo de importación ha cambiado (gracias a Dios).

Miel de bosque CarrefourY esto es lo que nos hemos encontrado en este envase de Miel de bosque de la marca francesa Carrefour donde se hace hincapié varias veces en que el producto ha sido recolectado y envasado 100% en España; algo inaudito hace unos años, donde había que buscar en todos los rincones de un envase de dónde procedía cualquier producto. En el caso de esta miel de bosque estaba junto a todo el repertorio de mieles que pueden encontrarse en un hipermercado de este estilo, en primera línea, junto a otras mieles de la misma marca blanca Carrefour de otros sabores: miel de azahar, miel de eucaliptus, miel de romero, etc. Una amplia gama de mieles en donde la etiqueta remarcaba su origen 100% español.

Ahora, con o sin estudios de marketing en la mano, hagamos una reflexión. En el estante de la miel nos encontramos una marca francesa que expone el origen español de sus productos frente a otras marcas españolas que esconden su origen. ¿Cuál es nuestra decisión aunque sea por impulso? Es un tema complicado, lo se. Por un lado los beneficios de la marca francesa van a arcas francesas pero los productores españoles sacan su tajada. Por otra parte otras marcas españolas no indican su origen (que puede no ser español) y, aunque los beneficios sean para una empresa española están (quizás) fomentando la producción fuera de nuestras fronteras. ¿Qué hacer? Pues sinceramente no tengo una respuesta contundente y sólo se me ocurre pensar que sea el corazón el que dicte sentencia.

En este caso la miel de bosque de la marca Carrefour ha sabido sacar provecho de una situación de debilidad frente a sus competidores, anticipándose a ofrecer a un gran sector de la población algo que está empezando a demandar a grito pelado: productos 100% españoles. ¿Y tiene que ser una marca francesa la que se de cuenta de esto? Me parece que todavía nos queda un largo trecho si queremos salir de esta, y los primero que tendrían que empezar a cambiar su mentalidad son precisamente las mismas empresas que quieren vendernos sus productos. Si el usuario ya está concienciado, ¿a qué esperan las empresas para satisfacer las necesidades de ese sector de población que demanda dichos productos?


En cuanto a la miel de bosque Carrefour simplemente decir que no tiene nada que envidiar a las que se venden junto a ellas a precios más altos. Miel industrializada que, aunque 100% recolectada y envasada en España, nada tiene que hacer con cualquier miel de producción natural que podemos encontrar en cualquier feria de productos artesanos, envasada directamente por el mismo productor. Aquí si que no hay engaño posible. Yo me lo guiso y yo me lo como, o en este caso yo lo vendo para disfrute del personal.