Máquina de masaje anticelulítico made in Spain: Masster Plus

Si siempre recalcamos la importancia de las calidades en productos como el calzado o ropa, sobra decir que esa importancia se multiplica cuando hablamos de aparatos eléctricos, en especial si van a estar en contacto directo con nuestro cuerpo.

Este el caso del masajeador Masster Plus, un pequeño aparato de masaje made in Spain que lleva en el mercado desde 1988, aunque por aquel entonces se comercializara bajo el nombre Mass’ter 33 y naciera para otras aplicaciones distintas del uso que se le da hoy en día, es decir, lleva 30 años funcionando.

El Mass’ter 33 se diseñó para servir de apoyo en masajes de kinesioterapia, y fue en 2004, cuando el doctor que lo inventó se jubiló, que la empresa española Fit4ever asumió su adaptación a las nuevas normativas europeas y renovó el modelo que llegó a ser el actual Masster Plus.

Este aparato del tamaño de un palmo aproximadamente es capaz de reproducir las maniobras de diversos tipos de masaje con poco esfuerzo. Está diseñado por profesionales del sector y pensado para ser usado tanto en centros especializados (centros de estética o fisioterapia) como método de apoyo o para ser usado en casa y así evitar desplazamientos y poder recibir el tratamiento necesario con la frecuencia deseada y mayor comodidad.

El masajeador Masster Plus se compone de un potente motor con dos velocidades (fabricado en España) que es capaz de trabajar muchas horas a un ritmo constante. La carcasa de forma anatómica de apenas un 1 kilo de peso se adapta perfectamente a tu mano para facilitar su uso. Existen tres variantes del masajeador, de 1, 3 y 5 cabezales intercambiables con un solo click con los que se pueden realizar más de 40 tratamientos distintos según tus necesidades, tanto a nivel facial como corporal.

En este blog nos esforzamos por recalcar la importancia de comprar productos que ofrezcan garantías de calidad como es el caso de Masster Plus, pues se fabrica íntegramente en España con materiales de alta calidad y resistencia sometidos a estrictos controles. Queremos destacar que ningún otro aparato imitador del Masster Plus ofrece la misma resistencia ni resultados, básicamente porque ninguno de sus componentes está hecho en China, como ocurre hoy en día con la mayoría de equipos de andar por casa que duran tres telediarios. De hecho, en su blog y redes sociales nos encontramos con usuarios que dicen que tienen este equipo desde hace más de 20 años, ¡20 años! ¿qué dura hoy en día 20 años?

Nuestra filosofía es que los productos de calidad se fabrican en nuestro país para poder controlar así la producción desde cero. Cada elemento ha sido estudiado por un ingeniero, la potencia del motor, la ergonomía del aparato, los materiales con que están fabricados los Masster Plus, cada accesorio, incluso el eje primario, todo ha sido detalladamente estudiado para que este equipo pueda dar el 100% de su potencial durante horas, sólo así se consigue que los usuarios de este equipo de masaje sigan pudiendo usar hoy en día el masajeador que adquirieron hace años, tanto en el caso de profesionales del sector de la fisioterapia y la estética como particulares que quieren poder beneficiarse de sus múltiples aplicaciones cómodamente en casa, sin desplazamientos y con la frecuencia deseada.” .- nos comenta Esteve Julià, gerente de la empresa.

Este año se cumplen 30 años del lanzamiento de este equipo de masaje y lejos de haber quedado absoleto, a medida que pasa el tiempo cada vez se le conocen más aplicaciones nuevas que satisfacen las necesidades actuales de sus usuarios. El Masster Plus cubre hasta 40 tratamientos distintos en un único aparato acompañado de cinco rotores diseñados para combatir problemas y dolencias como: aparición de celulitis, retención de líquidos, reducción de papada, obesidad (ayudando a eliminar grasas y toxinas), flacidez facial y corporal, tratamientos post-parto, estrés y alteraciones del sueño, dolores musculares como lumbago o ciática, dolores de columna vertebral, estreñimiento, varices o lesiones deportivas. Además resulta una herramienta indicada para realizar tratamientos de lifting facial, reafirmación de cuello o del busto, reflexología podal y calentamiento / distensión antes y después de practicar deporte.

Masster plus aparato de masaje

Los cinco rotores exclusivos y originales del Masster Plus están especialmente diseñados para todos los tratamientos que se conocen como “de cabina” y que son los que ofrecen los profesionales:

El rotor dentado es el que cubre más tratamientos distintos y podrás encontrarlo de serie con el pack más básico del Masster Plus. Con un uso regular puedes conseguir grandes resultados a corto plazo. Su diseño único con ruedas de silicona dentadas realiza un masaje profundo sobre tu piel y los tejidos subcutáneos y ayuda a mejorar la circulación sanguínea y de retorno, tonificar los músculos, aliviar dolores de espalda como ciática o lumbago y proporciona una sensación de relax muy agradable. Su uso está indicado especialmente para eliminar la celulitis en glúteos, muslos, brazos y abdomen.

El rotor liso está especialmente indicado para realizar reflexología podal y es además apto para la aplicación de cremas y aceites.
Su superficie lisa mejora la penetración de cremas o aceites ya sean hidratantes, adelgazantes o de otro tipo multiplicando sus resultados.
Al ser liso su uso es más delicado así que es ideal para personas obesas que no toleran el tacto del rotor dentado y para masajes específicos anti-flacidez y anti-celulitis edematosa.

El rotor de espumas, gracias a su suavidad y delicadez está pensado para masajes en la cara (lifting), cuello (papada) y senos (reafirmación). Perfecto para masajes relajantes en la cara, en las cervicales, en las manos o casos especiales de zonas delicadas a aliviar como por ejemplo fibromialgias. Además trata problemas de capilares y varices simples, mejorando la circulación de retorno.

El rotor roll-on está compuesto por 12 bolitas roll-on que se encargan de dipositar y hacer penetrar de una manera profunda y uniforme la crema específica que corresponda al tratamiento elegido.

– Y por último el rotor brushing, que permite realizar de forma cómoda y efectiva la técnica del cepillado en seco o body brushing, cuyo beneficio principal es la activación del sistema linfático y la eliminación de las células muertas de la piel, activando la microcirculación sanguínea y dejando tu piel suave y preparada para realizar un masaje anticelulítico o reafirmante.


Como ves, no hace falta consumir productos de baja calidad, de usar y tirar, provenientes de países poco ecológicos, poco sostenibles y que trabajan con mano de obra barata para producir a granel equipos que en algunos casos ponen incluso en riesgo nuestra salud. Siempre decimos que la calidad tiene un precio, y éste siempre suele ser más alto que los productos de origen asiático, porque las garantías, la mano de obra y salario de un obrero cualificado, impuestos y localización del empleo tiene un precio y solo comprando productos de origen español estarás contribuyendo al crecimiento de tu país.


Naturconfort: colchones fabricados en España

Colchones NaturconfortCuando pensamos en sistemas de descanso enseguida se nos vienen a la mente un montón de marcas comerciales que constantemente bombardean de publicidad nuestras vidas. Buzoneo, por televisión, radio, etc … todos tenemos en mente ahora mismo como mínimo un par de marcas en la cabeza. ¿Pero y qué pasa con el resto de productos que existen en el mercado y que subsisten gracias a su calidad y no a su despliegue de publicidad? Hay miles de pequeñas y medianas empresas que son el sustento de otras cientos de miles de familias que trabajan en las fábricas de dichas pymes.

Como muchas de estas marcas ya tienen sus propios canales para hacer publicidad sobre las bondades de la marca (unas producen en España y otras no) damos desde este líneas la posibilidad de promocionar otras empresas españolas que fabrican sus productos en España, favoreciendo así el empleo nacional.

Hoy toca hablaros de colchones, almohadas y otros productos del descanso de la marca Naturconfort, con años de experienca y muy conocidos en Valencia. Puedes incluso visitar la fábrica situada en Valencia en la población de Manises, donde podrás ver in situ cómo se fabrican todos sus productos. Tras varios años de experiencia con tiendas físicas en Valencia y su tienda online, decidieron hace poco dar un paso más allá y abrir la primera tienda física fuera de la comunidad valenciana, en Madrid (Las Rozas).

En Naturconfort puedes encontrar colchones viscoelásticos con distintos centímetros de grosor de viscoelásticas, para poder adaptarse a las necesidades de todos los clientes, además de los colchones de látex 100% naturales para aquellos que prefieren el colchón de látex de siempre y hasta los colchones de muelles más económicos del mercado para los clientes con presupuestos más reducidos. Pero lo que sin duda llama la atención (y a esto ya no alcanan las grandes multinacionales que trabajan toda su producción en serie) es lo que ellos llaman “Colchones a medida“, donde explicándoles las características y tus necesidades, te asesoran en todo momento para crear un colchón a medida. Inaudito, ¿verdad?

Colchón hecho en España
Como en todo, el secreto del éxito es la calidad y selección de los materiales para crear un producto que se adapte a las necesidades del clientes, además de poder proporcionar un precio único tanto en la modalidad online como en la tienda física, ya que, al ser fabricantes y no tener intermediarios que hinchan los costes, el colchón se envía directamente de la fábrica a tu casa. Esto asegura, sin duda un precio seguramente increíble.

En Naturconfort, como hemos dicho en las lineas anteriores puedes encontrar colchones, somieres y bases para la cama, canapés abatibles, almohadas, protecciones para el colchón, packs y ofertas que te pueden sorprender. Todo ello, como no, hecho en España.


Así pues, si estás barajando la posibilidad de comprar un colchón, dale también una oportunidad a estos colchones de fabricación española. Está claro que en temas de salud y descanso uno no se la juega, pero teniendo en cuenta que todos los productos se pueden cambiar y que tienes un periodo de prueba de 45 días … quizás valga la pena, como mínimo, probarlo. Porque al comprar un producto español estarás beneficiendo a todo un engranaje que favorece no sólo al productor sino a todos los que dependen de él, el Estado incluido (vía impuestos).


Almohadilla térmica Daga

En un universo en que parece que todo lo eléctrico y lo electrónica tenga que ser fabricado en China, todavía siguen apareciendo empresas de toda la vida que tienen su mercado local bien atendido, como hiciera aquella aldea gala en que vivían Asterix y Obelix, existen empresas que, rodeadas de productos de fuera sobreviven al asedio exterior para seguir surtiendo a los negocios de barrio con sus productos hechos en España.

Almohadilla térmica DagaEsta es la experiencia de un usuario de nuestro grupo en Facebook que ha venido a alegrarnos el día y a atestiguar que el producto nacional tiene su espacio en el mercado, sólo hay que anunciar a los cuatro vientos de su procedencia 100% española y que los consumidores (mentalizados como estamos ante el grave problema) podamos tomar nuestras propias decisiones.

El artículo referente a la almohadilla térmica Daga lo pondremos en boca de nuestro amigo Alberto para que veáis que el cambio de mentalidad tiene que empezar desde la base, desde el consumidor inconformista. Aprovechando las vacaciones navideñas Alberto se pasó por el centro comercial para entrar en una de estas cadenas de la electrónica del hogar tan conocidas por todos: “Había de muchos precios, desde 25€ a 50€ en el tamaño de unos 40cm. Todas marcas conocidas, Soehnle, Bosch (alemanas), Ufesa (española comprada por el grupo Bosch Siemens) o Jata (española). Mi sorpresa fue al ver que todas estaban fabricadas en China“.

Evidentemente el desánimo hace mella en la mayoría de nosotros cuando nos encontramos con este tipo de historias, pero Alberto no se conformó: “Salí desanimado de esta cadena de electrodomésticos, y me fuí a otra tienda de electrodomésticos en mi barrio, allí pedí la esterilla de marca Daga. La tienen mi madre y mi suegra y sigue funcionando desde hace más de 20 años, a la perfección. Según su página web son los únicos fabricantes nacionales desde 1921“. “Me decidí por el modelo EP de 38x28cm que costaba 30€. Acabo de ir a recogerla y me he llevado una agradable impresión“.

Almohadilla térmica Daga

Que una empresa como Daga, fundada en 1921 (con la guerra de por medio) haya sabido subsistir tantos años (en su caso llegó a fabricar hasta intermitentes para coches en los años 50 y 60, y diversificó su producción con ventiladores en el 57, mantas en el 58, y planchas eléctricas en el 63) es sinónimo de que las cosas han sabido hacerlas bien. Y es que como indica Alberto (las almohadillas térmicas de su madre y su suegra llevan 20 años funcionando!!) la calidad empieza a ser determinante a la hora de ser responsable en el consumo de todos los productos que compramos.

Daga fabrica sus productos en Mollet del Vallés (Barcelona) y tantos la fábrica como sus almacenes auxiliares ocupan más de 4000 m2 donde se desarrolla el ciclo completo de producción de los productos que ellos denominan “cálidas soluciones” y que además de la marca Daga también incopora la marca Sanotherm y Dagapharma.


En palabras de Alberto: “Ya lo he comentado con el tendero de mi barrio, es muy importante utilizar la característica de producto Fabricado en España como algo positivo, un sinónimo de Calidad, Durabilidad y Empleo para nosotros. En definitiva, me pareció increíble encontrar un producto electrónico fabricado en España y encima a un precio más competitivo que la marca alemana fabricada en China.” Ante esta sentencia creo que sobran palabras, ¿o no?