Confitería y panadería artesanal Bujalance desde 1946

Los asiduos a este blog ya saben que nos encanta promocionar los negocios y productos de nuestros compatriotas, y más si encima son productos naturales o artesanales, producto del esfuerzo de un pequeño conjunto de personas que una vez tuvieron una idea, un sueño, … y se esforzaron para que éste se hiciera realidad. Es por ello que prestamos especial atención a este tipo de empresas y a sus productos.

Dulces caseros

Así pues hoy os presentamos Bujalance. Una panadería-confitería artesana que trabaja con horno de leña y que desde 1946 ofrece sus pastas típicas a toda la población cordobesa en su establecimiento de la calle Gómez Ocaña, 16 de Aguilar de la Frontera (Córdoba). Y que además, desde hace un tiempo (aplicando las nuevas tecnologías por aquello del renovarse o morir) trabaja también y envía a toda España a través de su página web www.confiteriacasera.com (sin gastos de envío y a partir de pedidos superiores a los 90 euros.).

Negocio familiar que durante tres generaciones ha ido pasando de padres a hijos, hasta el momento actual en que Antonio, Juan y Mari Paz se encargan de la elaboración totalmente artesana de los mejores dulces made in Spain, usando ingredientes de la más alta calidad como almendra tostada y molida, canela en rama y otros de los productos más populares de nuestra gastronomía, tan conocida en cualquier parte del mundo por su calidad y exquisitez inigualable. Y dentro de la gastronomia española hay que hacer también especial mención a la repostería y pastelería que tanta fama tienen en todo el mundo gracias a nuestros dulces típicos de gran consumo durante todo el año como puedan ser ensaimadas, magdalenas, bizcochos y hojaldres, así como de la gran variedad de pastas específicas que podemos consumir los españoles durante la semana santa; donde ya sabéis que cada región de España tiene las suyas propias como pestiños, torrijas, roscos, monas y buñuelos varios.

Si eres goloso, en Bujalance podrás encontrar muchas variedades de pastas típicas, tartas por encargo y empanadas y hasta vinos dulces propios para acompañar dichas pastas, aceitunas y aceite de oliva virgen extra. Todo elaborado 100% en España, con productos de la tierra y siguiendo los tradicionales métodos de trabajo que brindan a los productos ese sabor que ninguna fábrica ni proceso industrial podrá jamás superar.


Es un alivio saber que, lejos de la actual tendencia a consumir alimentos empaquetados y bolleria industrial, siguen quedando negocios familiares que respetan las recetas tradicionales y las siguen preparando con mimo de forma cuidadosa y única, como se hacía todo hace 50 años. Productos naturales y artesanos con los que deleitarse y que, por mucho que intenten copiar en el extranjero, nunca podrán igualar.


Deja un comentario