Huevos frescos ecológicos Dagu

huevos ecológicos españolesCada vez más la sociedad está empezando a recapacitar sobre su alimentación. El dicho “somos lo que comemos” es, sin duda, una cita que empieza a quedar grabada con fuego en nuestras memorias de homo sapiens. La gran cantidad de noticias que circulan sobre los conservantes, colorantes y otras sustancias aditivas que llevan los alimentos empiezan a asustarnos. Y es por ello que los productos ecológicos empiezan a tener el auge que debieran desde hace mucho tiempo. La eclosión de la agricultura ecológica, por ejemplo, ha quintuplicado la superficie de tierra destinadas a este tipo de productos, y el volumen de negocio no para de crecer. La oferta y la demanda de este tipo de productos empieza a equilibrarse y las empresas, conscientes del nuevo negocio, intentan tomar su puesto en el mercado antes de que lo haga la competencia.

Ya hablamos anteriormente en este blog sobre los códigos impresos en los huevos y su identificación. A través de dichos códigos podemos saber si el huevo ha sido producido en España y en qué condiciones. Recordaros por ejemplo que el primero de los dígitos indica la forma de cría; siendo el “cero” el de producción ecológica (y que vemos impreso en esto huevos según la fotografía que se acompaña más abajo).

Como decía, son muchas las empresas que empiezan a apostar por este tipo de producción más respetable ambientalmente, lo cual no quiere decir que las empresas giren el timón productivo de sus productos hacia estos nuevos derroteros en estado todavía de semi-virginidad, sino que complementan su oferta a la creciente demanda por un sector de la población de este tipo de productos.

huevo ecologico españolEs el caso de los huevos frescos ecológicos DAGU que, además de estos, tienen también otros ovoproductos provenientes de otro tipo de explotaciones menos respetables pero que otra parte del mercado demanda por su bajo precio. Nosotros vamos a centrarnos en los de explotación ecológica ya que no compartimos el método de explotación animal al que se ven sometidas las gallinas ponedoras (los huevos que llevan impresos el código 3, por ejemplo).

Dagu lleva 50 años al frente del sector de la avicultura de puesta, manteniendo una sólida posición de liderazgo y vanguardia en el mercado, produciendo y comercializando diferentes tipos de huevos y ovoproductos (derivados del huevo pasteurizado para su uso en hostelería, bollería, panificadoras y restauración colectiva). Actualmente Dagu tiene como centro de operaciones unas impresionantes instalaciones en una parcela de más de 35.000 metros cuadrados junto a la Nacional II, en la provincia de Guadalajara, desde donde producen y comercializan sus productos.

El huevo ecológico se diferencia sobretodo (a simple vista) por la irregularidad de su tamaño dentro del envase de cartón, la cáscara es también un poco más dura y el color amarillo es mucho más intenso que el del resto de huevos, que tienden a tener un amarillo más anaranjado. En el sabor apenas se diferenciam, pero recordemos aquello que decíamos en el primer párrafo: si nosotros somos lo que comemos podemos aplicar la misma cita a la gallina, que también es lo que come, lo cual repercute a través de la cadena alimenticia en nuestra propia salud. Una gallina estresada es, en definitiva una gallina enferma y lo huevos que produce están marcados por el estrés y un desorden en las variaciones en la composición de los glóbulos blancos y en el contenido de las hormonas que le son proferidos al huevo. No olvidemos que el huevo no es más no es más que el óvulo de una gallina que ha comenzado a formarse en el ovario y el infundíbulo, para seguir luego un recorrido que termina con su calcificación y puesta.


Es por ello que animamos a nuestros lectores a consumir huevos en los cuales el código impreso sea el “cero” o el “uno“, por unos céntimos más estarás consumiendo huevos más sanos y estarás procurando que las grandes explotaciones avícolas se preocupen y respeten un poco más la vida de los animales que les están dando de comer. Porque un mundo mejor es posible y está en nuestras manos poder cambiarlo. Ah! y, en lo posible, no olvides que los códigos impresos tras el número tienen que seguir con las letras “ES”, eso quiere decir que son españoles. Nosotros encontramos esta marca en los supermercados “Bon Preu“, pero estoy seguro que podéis encontrarlos en otras grandes superficies y supermercados.


Deja un comentario