Sal gruesa de cocina Leda: Salinera Española

Sal gruesa de cocina

Sal gruesa de cocina

Es evidente que hay veces en que nos es imposible comprar en supermercados 100% españoles, ya sea por economía o por distancia. Pero no por ello vamos a dejar de (incluso en dichos supermercados) consumir productos hechos en España. En este caso nos centramos en uno de los supermercados de descuento más conocidos: LIDL. En este supermercado, además de productos básicamente alemanes y franceses (ojo que hay mucho producto chino) también podemos encontrar productos hechos en España. Y la sal gruesa de cocina Leda es uno de ellos.

La marca de sal Leda pertenece a la empresa Salinera Española, S.A., una empresa que nació en 1878! y que desde entonces explota diversas salinas del territorio nacional. Actualmente el patrimonio de producción de la empresa lo conforman las Salinas de Ibiza y las de San Pedro del Pinatar (Murcia). La sal que produce la empresa se ha exportado a lo largo de los años a medio mundo, en parte gracias a la importancia que a mitad del siglo XX tenía para la industria pesquera. Actualmente países como Noruega, Dinamarca, Islandia o Reino Unido son destinatarios de gran parte de la producción de esta empresa. A nivel nacional la inversión que se ha hecho en las Salinas de San Pedro del Pinatar (Parque natural de las salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar) hacen que éstas se hayan convertido en una de las factorías más modernas y avanzadas de España en materia de alimentación y usos domésticos de la sal.

Las salinas de Ibiza y San Pedro del Pinatar están ubicadas en la cuenca del Mediterráneo, con la complicidad del sol y la brisa producen una sal de excelente calidad; ambas están integradas en parajes naturales y gran parte de la actividad que se realiza contribuye a garantizar su conservación y equilibrio, cumpliendo de esta manera una importante función ecológica.

La denominación exacta de este producto es “sal marina para alimentación tipo Grancilla“, y su composición es Cloruro Sódico (NaCl). El proceso de elaboración es de lo más sencillo y natural: partiendo del agua del mar y mediante un proceso de precipitación se obtiene el cloruro sódico, la sal se lava y limpia de impurezas, almacenándose al aire libre. Posteriormente se centrigufa y se somete al secado y cribado, posteriormente se envasa. La sal gruesa seca está especialmente recomendada para preparar todo tipo de recetas gastronómicas, y para ser utilizada en la cocina, mesa o salero. Siempre hay que tener la precaución de, después de su uso, cerrar bien el recipiente y conservarlo en un lugar seco, protegido de los rayos del sol.


Nosotros hemos encontrado y comprado este producto hecho en España en el supermercado LIDL, y el precio ronda los 0,35 euros. Una opción económica frente a otras marcas de origen extranjero disimuladas con marcas españolas. En la compra cotidiana hay que aprender a leer la información de los productos para asegurarnos de que estamos comprando productos españoles y así favorecer el crecimiento de nuestra industria y comercio.


Deja un comentario