Chocolate ecológico Bio Lluch

chocolate ecológicoLos asiduos a este blog ya saben que además de fomentar el uso y consumo de productos españoles solemos decantarnos además por el consumo de productos de proximidad, de pequeños productores artesanales, no testados en animales y también con especial atención a los ecológicos. Este chocolate cumple alguno de dichos requisitos, con lo cual nos ha parecido un producto perfecto para que lo conozcáis y disfrutéis con su sabor.

No es la primera vez que hablamos de chocolates, algo que seguro que muchos de vosotros, golosos como yo, agradecéis. De hecho ya contamos en dicho artículo las virtudes de este alimento tan versátil que tanto sirve como condimento que en repostería, pastelería o incluso para comérselo en deliciosos postres o directamente en tableta.

Sabemos que casi todo el cacao que se emplea actualmente en la fabricación del chocolate procede de África, aunque los mejores y más aromáticos son los que provienen de América. En este caso, del Chocolate Ecológico Bio Lluch, desconocemos la procedencia (aunque en el envoltorio, cuidado al detalle, nos diga que proviene del cultivo de la UE y de fuera de la UE). Ya sabemos que el cacao que se utiliza para hacer los chocolates españoles no es oriundo de nuestras tierras, es un hecho que la materia prima no será española, pero en este caso lo que sí cuenta es el hecho de que la manufactura sí lo es, los procesos de elaboración son realizados en Agramunt, en la provincia de Lleida por la empresa Saudom S.L., que viene a ser la madre de la marca “Torrons Àngel&Lluch” y “Torrons Artesans Vicens“, maestros turroneros desde 1948.

chocolate ecológico Bio

La sociedad en general, y sobretodo actualmente la española, está empezando a tomar conciencia de que la alimentación producida en masa no es tan saludable como nos la han pintado durante todos estos años. Los pesticidas, herbicidas, conservantes, etc … que los fabricantes meten en la comida a gran escala es un factor determinante en muchas enfermedades que pueden afectar a nuestro organismo a lo largo de los años de estar expuesto a ello. Es por eso que la alimentación Bio y ecológica no conoce la crisis económica, al contrario, la producción aumenta gracias a la demanda de los usuarios que se preocupan por su salud.

Hace pocos años era impensable encontrar chocolate ecológico en la estantería de un supermercado, tenías que conformarte con las marcas de toda la vida (que no vamos a mencionar por ser en su mayoría extranjeras), pero si algo cambia en la exposición de las grandes superficies es que algo está cambiando en los hábitos de los propios consumidores.

En cuanto al chocolate ecológico Bio Lluch no tiene nada que envidiar a los de las grandes marcas chocolateras que invaden el mercado, una textura poco harinosa y de sabor dulce, sin amargura, donde los ingredientes según puede verse en el dorso de la etiqueta (foto que acompañamos) son procedentes de la agricultura ecológica (todo con sus correspondientes sellos CCPAE y ES-ECO-019-CT. Además, con el valor añadido de no contener gluten, aunque en caso de ser celíacos deberíamos tener en cuenta que puede contener trazas de frutos secos.


Como complemento a este artículo diremos que dentro de la marca “Torrons Vicens” (desde 1775) que engloba la misma empresa, podemos encontrar además de este chocolate ecológico infinidad de productos como los tradicionales turrones artesanos, especialidades como los barquillos, crema de turrón, carquiñolis, galletas y otras selecciones gourmet que estoy segura os hará salivar en cuestión de segundos. Y todo ello producido artesanalmente en nuestra tierra por gente que conoce el oficio, en una empresa de aquí y con todos los controles de calidad que merecen unos productos exclusivos como los que os hemos narrado.


Chocolate artesano El Beato

chocolates artesanos típicos¿Qué podemos decir del chocolate que no sepamos ya a estas alturas? Al chocolate se le atribuyen mil y una virtudes entre las que destacan su efecto afrodisíaco, sus incontables antioxidantes, la capacidad para estimular las endorfinas (las llamadas hormonas de la felicidad) y, qué duda cabe, la fundamental de despertar el placer de los sentidos de todos sus adeptos. Su carácter exótico lo convirtió en delicatesen digno de paladares exigentes y hoy se torna en producto versátil donde los haya que tanto sirve para aliviar una depresión, levantar el ánimo, aplacar las tensiones como para subir la líbido en cuestión de segundos.

Actualmente casi todo el cacao que se emplea en la fabricación de chocolate procede de África, aunque los mejor caracterizados son los de América. El cacao africano es algo menos aromático que el Americano, aunque un poco más rico en contenido de materia grasa (manteca de cacao). Las mayores plantaciones mantenidas por españoles han sido tradicionalmente de Guinea, aunque actualmente es más rentable el petróleo para ellos, y por eso se ha dedicado menos tiempo a ello.

Hoy día para la fabricación de Chocolate, la mayoría de las empresas, partimos de la pasta de cacao ya tratada. Esto significa, limpieza del grano, su tostado, descascarillado y molido. Esta pasta, se mezcla con el azúcar ya molida, y con los ingredientes que se quieran realizar durante 8 a 10 horas, proceso denominado conchado, y se suele dejar dicha masa para utilizarla al día siguiente, para su elaboración. El siguiente paso sería moldear dicha masa en sus moldes y dejar enfriar hasta que la masa esté totalmente fría para envolverla y enviarla para su consumo.

Y dentro de este proceso manual y artesano es donde entran los maestros de El Beato, empresa de la que ya hemos hablado anteriormente, donde con su saber hacer crean y moldean chocolates de manera totalmente artesanal, creando sabores como lso que podéis apreciar en la foto: chocolate con leche y limón confitado, negro con menta, negro sin azúcar y chocolate con frambuesa. Además de otros con sabores tan exóticos y originales como chocolate blanco con yogur, chocolate negro con almendras, negro con pasas al ron, negro con nueces y pasas, chocolate negro con miel, y otros.


Todos estos sabores se engloban dentro de colecciones como “Chocolate de mi pueblo“, “Chocolate artesano del camino de Santiago“, “Choco Art” con nombres de poblaciones y con envoltorios originales en cada caso que, además, permiten ser personalizados para empresas, regalos o incluso como marca para otras poblaciones o lugares emblemáticos. Estoy seguro que tras leer estos evocadores nombres de chocolate se os ha hecho la boca agua, así que ya sabéis, la próxima vez que vayáis en busca de un chocolate diferentes, que además esté hecho en España no os olvidéis de este nombre: chocolates artesanos El Beato. Una tentación irresistible de 18 delicados sabores que siempre se conjugan a la perfección, chocolates atrevidos o clásicos, pero siempre exquisitos.


Champú relajante chocolate Herbatural

Champú Herbatural de chocolate
Champú Herbatural de chocolate

Con la reciente moda de la aromaterapia, ahora son muchas las marcas y laboratorios que nos hacen llegar novedades dentro del mundo de los productos de higiene o de la cosmética con el valor añadido de aromas intensos y muy logrados que aportan un placer extra en el momento de su uso más allá de la utilidad de los mismos.

Los Laboratorios Herbatural, S.A. (con más de 25 años de experiencia en el sector y situados en la ciudad de Barcelona), bajo la marca comercial Herbatural, tiene dentro de sus productos un nuevo champú relajante de chocolate con extracto de cacao para todo tipo de cabellos que además no está testado en animales (algo que los lectores/as de nuestro blog estarán acostumbrados a leer en los productos que recomendamos). Este champú posee un particular aroma a chocolate que recuerda mucho a la famosa Copa Danone.

Presentado en un envase de 300ml, este nuevo champú relajante de chocolate, apto para todo tipo de cabellos, se beneficia de las propiedades del cacao para cuidar nuestro cabello, tonificando y suavizandolo. El extracto de cacao es rico en polifenoles que captan y neutralizan los radicales libres responsables del envejecimiento de nuestro cabello. Además el cacao como ingrediente natural aporta suavidad, volumen y le da una apariencia más juvenil al cabello. Para una mayor eficiacia la marca Herbatural recomienda usar también el acondicionador de la misma gama.

El modo de empleo sería el mismo que con cualquier otro champú: Mojar el cabello, aplicar con las palmas de las manos una pequeña cantidad del producto masajando el cuerpo cabelludo con los dedos, hacer abundante espuma y aclarar. Repetir si de desea (es de uso diario).

Lo que quizás poca gente sabe de la marca Herbatural (además de ser española) es que colaboran desde hace más de 15 años con ASPROSEAT, una empresa de desarrollo social que ofrece servicios a empresas empleando a 110 personas discapacitadas. Es algo de lo que muchas empresas con altos beneficios deberían tomar ejemplo y que muy pocas hacen. De esta forma podemos decir que esta marca de champú tiene una virtud añadida a la de ser un producto español, y es la de ayudar a personas con riesgo de exclusión social a formar parte de esta sociedad. Así que cuando penséis en un champú podéis pensar por ejemplo en cualquiera de la marca Herbatural, y si os gusta el aroma a chocolate podéis utilizar el “Champú relajante de chocolate“.


 ¿Dónde podemos comprar los champús y tratamientos capilares Herbatural? En cualquier gran superficie y cadenas de droguerías, es una marca sencilla de encontrar en oferta a 1,99 euros, aunque su precio medio ronda los 4 euros aproximadamente. Si te gusta el chocolate o los productos de aromaterapia basados en el cacao, no lo dudes; huele que alimenta. XD