10 razones por las que debemos consumir productos locales

Todos tenemos ya muy claro a estas alturas que la clase política ha sido y sigue siendo una de las principales bazas de esta crisis económica, la corrupción ha desvalijado las arcas del Estado y consecuentemente ha mermado el estado del bienestar que tanto nos ha costado a los españoles conseguir. Lo que también tenemos muy claros es que pese a las diferencias entre unos y otros (aupadas, no lo olvidemos, por los diferentes partidos en busca del voto fácil) es que los españoles somos muy solidarios. Ver como desmantelan una fábrica en nuestro país para que la producción se la lleven a uno donde los costes sean más baratos nos duele en el alma, y consecuentemente ver a las familias en paro es todavía más doloroso. De hecho lo estamos sufriendo en nuestras carnes cada día … ¿quién no tiene un familiar ahora mismo apuntado desde hace años a las listas del INEM?

Hecho en España

Estamos acostumbrados a lo que nos tienen acostumbrados, es decir, a decirnos qué debemos comer, cuándo debemos comerlo y porqué. Está claro que las grandes multinacionales tienen mucho poder para hacerlo, por eso apenas aparecen noticias en los medios sobre el consumo local, el de cercanía. El consumo de productos locales, o sea, los procedentes de tu entorno geográfico más cercano posible, contribuye a mantener y desarrollar la economía de la zona, el tejido social que lo envuelve, a preservar el medioambiente y además conlleva otras muchas ventajas que trataremos de ir desgranando en este artículo.

Fomentar y consumir los productos de ámbito local tiene las siguientes ventajas:

  1. Creación de empleo en la zona de actuación (y mantenimiento de los actuales)
  2. Recuperación de espacios de cultivo y consecuentemente revitalización de la economía de la zona
  3. Creación de industria complementaria alrededor de un foco de producción (transformación de productos, etiquetado, etc)
  4. Precios más justos por reducción de los costes de transporte y ausencia de intermediarios
  5. Un euro gastado en productos de cercanía genera el doble para la economía local.
  6. La comida pasa por pocos procesos, en el caso de la agricultura del huerto a la mesa, sin necesidad de almacenarse en grandes contenedores para su transporte y la maduración en cámara. Por lo tanto también sabe mejor porque se recogen en el momento óptimo para su consumo.
  7. Al reducir los costes de transporte el medioambiente también se ve beneficiado por la reducción de gases contaminantes.
  8. Reducción de los embalajes en su transporte. Un producto que viaja poco no debe protegerse tanto, sobretodo si esos productos son de temporada.
  9. La trazabilidad del producto está mucho más focalizada, sabemos de dónde vienen y cómo los han preparado. ¿Sabes los pasos que ha seguido un producto que viene desde China hasta que llegan a tu casa? Cultivo, producción, transformación, almacenaje, envío, aduana, venta y consumo …
  10. Lucha contra los monopolios. ¿Sabías que sobre el 80 % de los productos que se distribuyen en España lo hacen tan sólo entre 10 empresas? (mira esta foto/diagrama) Entre ellas fijan los precios finales y mandan sobre la producción ¿qué queda para el productor? Apoyar a los pequeños productores locales sirve para luchar contra los grandes monopolios.

En esta etapa de nuestras vidas en que la crisis se está cebando con los autónomos y pymes, parece que el gran negocio lo están haciendo las multinacionales a golpe de ajustar los precios y los pagos precisamente a los pequeños productores. Los grandes perjudicados de todo esto somos, a fin de cuentas, los consumidores finales y ciudadanos de a pié. Pero lo que las grandes empresas saben perfectamente (por eso manipulan el consumo) es que al fin y al cabo trabajan para dicho consumidor. Si somos capaces de equilibrar la balanza acabaremos con los monopolios, al fin y al cabo ese poder se lo hemos dado nosotros.


Comparte esta valiosa información, cambia tus hábitos, compra en los establecimientos de tu barrio, averigua de dónde vienen los productos, pierde el tiempo en preguntar al dependiente, investiga y apuesta por nuestros productos, porque así salvarás de la ruina a los que, como tú, quieren ganarse la vida honradamente. ¡Consume productos locales!