Yogur ecológico con sabor a Vainilla

Yogur ecológico sabor vainillaLos asiduos a este blog ya conocen de sobra nuestras debilidades, además de que los productos sean españoles (y de calidad), siempre intentamos dar un paso más allá y buscar aquellos que nos parezcan más saludables, que sean ecológicos y en el caso de la cosmética que no sean testados en animales. Y por eso cada vez que vamos al supermercado a provisionarnos de productos buscamos novedades que se nos hayan podido escapar. Y la verdad es que sorprende que, cada vez más, las marcas aprendan a lucir orgullosas el “made in Spain en sus envases. Ha costado, pero empieza a distinguirse. Aunque en este caso se haya suprimido por un “Hecho en Galicia“, que también nos sirve, claro.

Y así os traemos hoy un producto de alimentación lácteo saludable, ecológico y muy original: un Yogur cremoso ecológico con sabor a vainilla. Además, con un envase funcional y 100% reciclable. Los ingredientes inscritos en el envase en este caso lo dicen todo: leche ecológica de nuestras vacas, fruta ecológica preparada, vainilla ecológica, azúcar ecológico, fermentos lácticos, y … ¡nada más! ah, y sin gluten.

La cremosidad del yogur lo hace único, pues para su elaboración se necesitan hasta dos litros de leche para hacer un kilo de yogur; su elaboración también es partícipe de su calidad, pues se prescinde de cualquier aditivo, lo cual lo hace, encima, más saludable.

Actualmente son muchos los pequeños productores que buscan hacer menor producción de mejor calidad que primar la cantidad y venderla más barata a terceras empresas. En este caso estamos hablando de una granja familiar gallega que empezó su particular tradición lechera en los años 60 y que ya desde los inicios (sin tener idea de la agricultura ecológica) decidieron prescindir del uso de pesticidas, herbicidas y otros productos químicos por el mero convencimiento de que existía una manera más respetuosa y responsable de producir lácteos.

yogur hecho en España
Desde el año 2002 la Casa Grande de Xanceda se certificó oficialmente como ecológica, y ya en la actualidad son los segundos mayores productores ecológicos de España. Y fue en el año 2006 cuando fianlmente dejaron de producir para terceros para crear sus propios productos lácteos ecológicos con la leche fresca y ecológica de su propia granja, de esta manera se pueden controlar al 100% todos los procesos de proudcción que garanticen la calidad desde la hierba que consumen las vacas en el prado hasta el producto listo para consumir.

Además de yogures podemos encontrar muchos otros productos lácteos, pero como dijo una vez alguien a quien todos conocemos “yo he venido aquí a hablar de mi libro“, o sea del yogur. En este caso, además de este delicioso yogur ecológico con sabor a vainilla, tenemos muchos otros, el natural, el yogur de fresas, de frutas del bosque, de sabor mango-vainilla, desnatado de ciruela y canela, y la versión desnatada de todos los anteriores.

Y lo que nos gusta más, es una marca comprometida con el medio ambiente y suele colaborar con protectoras de animales (últimamente con Progape). “Somos pequeños pero siempre que podemos colaboramos, contribuyendo con producto para actos solidarios locales“, y es que la solidaridad de los españoles es quizás lo que nos define como personas, algo de lo que muchos europeos no pueden presumir.


Ahora ya lo sabes, si estás buscando yogures diferentes, 100% españoles, ecológicos, sin gluten, de vacas que pastan libres por los prados de Galicia y que encima tienen conciencia social corporativa y medioambiental … estos son tus yogures, ¡dáles una oportunidad! estoy seguro que cambiarás de marca.


Leche sin lactosa plus de Kaiku

La intolerancia a la lactosa es una afección intestinal que nos imposibilita una correcta digestión del azúcar natural que tiene la leche (llamado lactosa), esto se debe a una deficiencia en la enzima que se encarga de separarla en dos azúcares simples (la glucosa y la galactosa) durante la digestión. Si la lactosa no se desdobla en dichos dos azúcares simples llega al intestino entera, entonces nuestro organismo no puede absorberla ni asimilarla y provoca gases, malestar general, y hasta diarreas y problemas intestinales.

Si después de beber leche notas que entre los 15 minutos a las dos horas posteriores tienes síntomas como flatulencias, cólico intestinal y/o diarrea es posible que seas intolerante a la lactosa. Estos síntomas se deben a que la lactosa que no se ingiere en el intestino delgado pasa directamente al grueso donde es fermentada por las bacterias de nuestra flora intestinal produciendo hidrógeno y otros gases.

Es por eso que últimamente veremos en los supermercados varios productos lácteos que no contienen lactosa. Y quizás los más reconocidos sean los de la marca española Kaiku (Kaiku Corporación Alimentaria) por sus envases de color morado. Una empresa heredera de las centrales lecheras cooperativas del norte de España (situada en el Parque Tecnológico de San Sebastián) creadas en la década de los años 50 que ha sabido mantenerse en el tiempo e innovar brillantemente. Además, según un estudio que se hizo sobre 47 marcas de leche dio como resultado que Kaiku es precisamente una de las mejores de más calidad.

Leche sin lactosa Kaiku

Leche sin lactosa Kaiku

Atendiendo pues al creciente número de personas que son intolerantes a la lactosa y a aquellos que tienen pesadas digestiones con los productos lácteos, Kaiku sacó al mercado hace pocos años una línea de productos sin lactosa, y en este caso la leche sin lactosa plus, que viene en tres variantes: leche entera, leche semidesnatada y leche semidesnatada. Sin lactosa plus de Kaiku es la solución a todas aquellas personas que han tenido que renunciar a los nutrientes y el sabor de la leche y los preparados lácteos por culpa de la lactosa. Sin Lactosa Plus permite disfrutar por fin de todo el sabor natural de la leche sin preocuparse de las malas digestiones. Está enriquecida con vitaminas A, D y E y ácido fólico, convirtiéndola en un preparado lácteo sano para toda la familia y que puede formar parte de una alimentación equilibrada. Además es apta para cualquier grado de intolerancia a la lactosa, pero no apta para los alérgicos a la proteína de leche de la vaca (importante).


Muchas veces cuando pensamos en leche o en productos lácteos siempre nos viene a la cabeza un país: Francia, pero en España también tenemos productos de excelente calidad y con gran tradición, y sin duda la leche sin lactosa Kaiku es una excelente prueba de ello. Consume leche española!!