Mascarilla para cabellos rubios de Natur Vital

mascarilla Natur VitalSi hace poco hablábamos de Nirvel como ejemplo de marca española especializada en el cuidado del cabello, hoy es el turno para hablar del Instituto Naturvita, una empresa española ubicada en Mollet del Vallès (Barcelona) que lleva años dedicándose a los productos de higiene personal y cuidado del cabello y del que ya escribimos anteriormente un artículo (Champú revitalizante Ginseng ).

Para las usuarias de las mascarillas de color, la marca Naturaleza y Vida o Natur Vital les será muy familiar, ya que es practicamente la única marca comercial que vende mascarillas de color en grandes superficies y supermercados al alcance de todo el mundo.
No es raro encontrar pues esta marca en las estanterías de comercios como Alcampo, Carrefour, La Balear, El Corte Inglés o Schleker, a diferencia de otras marcas que venden productos similares única y exclusivamente en tiendas profesionales de productos de peluquería

¿Y qué es exactamente la mascarilla de color para cabellos rubios de Natur Vital?
Se trata de una mascarilla hidratante a base de keratina vegetal, extracto de semillas de girasol y aloe vera que actúa potenciando el tono dorado en cabellos naturales o teñidos, con mayor o menor intensidad en función del tiempo de exposición.

Así pues, las melenas rubias pueden verse matizadas con el uso de esta mascarilla, que en sólo 5 minutos deja unos efectos evidentes en cuando a brillo, reparación y mantenimiento del tono del cabello que se mantienen en el tiempo durante aproximadamente 3 ó 4 lavados desde su aplicación.

mascarilla pelo rubioEl modo de empleo es sencillo: Tras un lavado normal y corriente, escurriendo previamente el cabello, se aplica esta mascarilla con la ayuda de un peine de púas para repartirla bien por todo el cabello. Se deja actuar unos 5 minutos (en función del resultado deseado) y una vez transcurrido el tiempo de exposición se procede a aclarar con abundante agua, secar y peinar como de costumbre. Para un resultado mucho más vistoso se recomienda o bien hacer este proceso con el cabello seco (lo cual facilitará que el cabello absorba muchísima más cantidad de pigmento) o bien prolongar el tiempo de exposición de la mascarilla tanto como sea posible recubriendo la melena con un plástico “film” para evitar que el producto se evapore y seque.

Hay que recalcar que esta mascarilla está indicada para usar sobre cabellos teñidos químicamente con tintes permanentes o semipermanentes, y a su vez contiene filtro UV y no contiene en su formulación ni parabenos (conservantes presuntamemnte dañinos para la salud) ni siliconas, asimismo tampoco está testado en animales, condición indispensable para, además de ser español pueda figurar en nuestro blog.

Se puede combinar su uso con el champú para cabellos rubios de la misma gama, así los resultado serán más completos.

¿Qué notamos al usar la mascarilla de color para cabellos rubios de Natur Vital? Por un lado notaremos que aporta mucho brillo, pero lo más llamativo serán los reflejos dorados que deja sobre nuestro cabello. Así pues una melena de color rubio ceniza puede lucir mucho más radiante con los matices dorados que aporta esta mascarilla, así como un pelo rubio que en verano se torne verdoso a causa del cloro de la piscina también puede encontrar la solución con esta mascarilla. También puede ser muy útil para matizar el tono del cabello después de un tinte que no haya quedado como esperábamos. En mi caso la uso para contrarrestar el exceso de matiz cobre de mi pelo cuando el tinte me ha quedado demasiado artificial.


Por menos de 4€ puedes llevarte a casa el bote de 300 ml que teniendo en cuenta que usaremos cada 3 ó 4 lavados nos puede cundir mucho. Disponible también en color castaño, caoba o negro. ¿Todavía dudas de que en España no se produzcan y fabriquen productos de cosmética que sean de calidad? Deja de comprar las marcas que te endilgan por la tele y compra producto elaborado en España.


Mascarilla ArtX Nutre Color de Nirvel

mascarilla nutre colorEstamos demasiado acostumbrados a dejar en manos de grandes corporaciones el cuidado de nuestro pelo, la televisión absorbe nuestro intelecto y la comodidad hace el resto. Vamos al supermercado y escogemos la marca que más nos ha bombardeado publicitariamente durante topa la semana; nos da igual si testa en animales, si una corporación que engloba miles de productos desarrollados en China a bajo coste o si la empresa es de aquí o de allí.

Así, que siguiendo con la gama de Color de Nirvel de la que ya hemos hablado anteriormente (ver productos Nirvel), continuamos hoy con otro producto: la mascarilla de color ArtX Nutre Color en tono Cobre.

Fabricada en Alcoy, se trata de una mascarilla desenredante y nutriente indicada para reavivar los colores de los tintes ya sea recién puestos, de cabellos que están ya desteñidos tras varios lavados o para mantener vivo el tono natural del cabello en melenas cobrizas.

Su eficacia se basa en sus principios activos: Agentes siliconados que actúan directamente sobre el cabello aportando nutrición y brillo. Filtro solar, que protege el cabello de los agentes externos y colorantes puros brillantes que depositan el pigmento en el cabello.

Esta mascarilla se presenta en botes de 200 ml, cantidad que puede cundir mucho al ser un producto tan efectivo que puede rebajarse con cualquier otra mascarilla o acondicionador normal y corriente. Con esta mascarilla sí que es necesario usar guantes y tener muchísima precaución de limpiar la bañera después de usarla, ya que en cuestión de segundos el color se quega pegado a las superficies y luego cuesta horrores sacarlo.

mascarilla nutre colorLa textura de esta mascarilla es algo más fluída que la del champú de la misma gama, con cual el producto se aprovecha mejor y se hace más cómoda de repartir por el cabello. La intensidad del color y la rapidez en fijarse en el pelo es tal que lo mejor es dejarla aplicada solamente el rato que tardamos en proceder a una ducha normal, sobre el pelo escurrido con las manos. Las instrucciones indican un tiempo de 3 minutos aplicando la mascarilla sobre el pelo ya lavado y secado con una toalla, cuidado, sobre pelo secado con toalla puede ser demasiado. En caso de querer dejarla más rato (para multiplicar el efecto de la nutrición) es mejor rebajarla con un poco de acondicionador normal incoloro.

En el caso de la mascarilla ArtX Nutre Color Nirvel de color cobre, el tono se les ha ido un poco de las manos, y si la dejamos demasiado rato sin enjuagar el color rápidamente pasa de cobre a rojo y puede oscurecer el tono que llevabamos de base.
El resultado de esta mascarilla es totalmente acumulativo, a más uso más color se deposita sobre el cabello, y aunque en cada lavado volvemos a perder un poco de tono (el agua sale teñida) no se pierde el tono por completo hasta pasados varios lavados, así que puedo garantizar que es posible mantener el tono del tinte intacto meses a base de usar esta mascarilla de color sin reaplicar el tinte de nuevo ( aunque no coloreará el cabello oscuro de igual modo que el claro, por lo cual el efecto raiz se notará).

Por este envase de 200 ml pagaremos aproximadamente entre 7 y 8 euros, dependiendo del lugar dónde lo compremos. No está nada mal comparado con otras mascarillas de color similares.

¿En contra? El formato no es demasiado cómodo. Acostumbrada a mascarillas con dosificador, este envase con tapón y boquilla a presión no es lo más práctico ni para calcular la cantidad ni para hacer un uso ágil y rápido del producto. Pero como es muy efectivo y además tiene una variedad de colores de hasta 16 tonos que podemos mezclar entre ellos (desde tonos naturales hasta colores fantasía) podemos pasar por alto ese detalle.


Como ves, no es necesario recurrir a marcas extranjeras para encontrar productos efectivos para el tratamiento de nuestro pelo teñido. España nos da muchas buenas marcas: Nirvel, Salerm, Montibelo, etc… y en este blog damos buena cuenta de ello. Ahora toca que tú des el paso y cojas la costumbre de comprar productos españoles, ya sabes que nosotros te ayudamos a tener toda la información que necesitas. ¡Ah! y no testan en animales …