Pizzas tradicionales de Casa Tarradellas

Los productos de la Casa Tarradellas son el perfecto ejemplo de que calidad y tradición pueden ir ligados de la mano a “gran escala”. Y con gran escala me refiero a que a lo largo de los años, un producto que era reconocido en toda Cataluña ha ido expandiéndose en toda España gracias precisamente a ese buen hacer que siempre ha caracterizado a la marca en sus elaboraciones. Y, como no, los productos estrellas (que en su origen fueron los patés y los embutidos) han ido evolucionando hasta el que quizás todos conocemos (porque en un momento u otro hemos consumido): las Pizzas de Casa Tarradellas.

pizzas frescas
pizzas frescas

Las pizzas frescas de la casa Tarrdellas se caracterizan por su gran variedad de gustos y tamaños, y por su innovación en cuanto a nuevos gustos y sabores. Presente en todas las secciones de “frescos” n todos los supermercados de España (grandes y pequeños) y por ser fabricante además para otras marcas como Hacendado (la marca de los productos Mercadona). Su rigurosidad en cuanto a la calidad de sus materias primas (provenientes del cultivo tradicional de la comarca de Osona, en Girona, Cataluña) le han hecho valedora de varios certificados ISO, EMAS y OHSAS.

Casa Tarradellas (como hemos dicho antes) nació en la comarca de Osona (Vic-Girona) como una empresa cárnica (al estilo del Area de Guissona), pero por las inquietudes de la marca y las constantes innovaciones hicieron el salto a constituirse como empresa de alimentación, con el sonado lanzamiento de las pizzas frescas (lo que decía antes del producto estrella) y mas tarde ofreciendo otros productos que no existían en el mercado. Pero lo importante cuando se tiende a la innovación es no descuidar los productos que te han hecho llegar al “estrellato”, y de eso son conscientes en Casa Tarradellas. Es por ello que junto a las tradicionales pizzas de Jamón y Queso, las 4 quesos, la Barbacoa, la pizza Romana y, comono, la famosa Margarita, Casa Tarrdellas ha puesto en marcha nuevas pizzas como la Pizza Peperoni, la Pizza Mediterranea, la Carbonara o la Pizza de Pollo macerado con pimientos braseados y perlas de queso emental (que en realidad es la que nos ha “inspirado” a la hora de escribir esta mención en el apartado de productos de alimentación españoles).

Para conseguir una óptima cocción de la pizza, es recomendable precalentar el horno a 220ºC durante unos 10 ó 15 minutos. Retirar el envoltorio y colocar la pizza en la rejilla metálica del horno a media altura. Finalmente cocer la pizza durante unos 5-8 minutos o hasta que veamos que la masa está ligeramente dorada. Aunque las pizzas ya vienen completamente condimentadas no está de más (al menos yo suelo hacerlo) añadirle un poco de queso al gusto o incluso hierbas aromáticas como orégano o pesto fresco.


Puedes encontrar las pizzas de Casa Tarradellas en cualquier supermercado, nosotros los hemos encontrado en supermercados como LIDL, Mercadona o Carrefour a un precio de entre los 2,04 euros (la Margarita, por ejemplo) a los 2,54 euros (las últimas novedades como la de Peperoni o la Pizza de Pollo). Ya sabes, la próxima vez que vayas a un supermercado no te dejes engañar por “el auténtico sabor americano“, porque la pizza es un auténtico plato mediterráneo; y sobre la dieta mediterránea en España sabemos un rato. Y de calidad también, así que opta por productos elaborados en España, por empresas españolas. En este caso, las pizzas frescas de la Casa Tarradellas son una excelente opción.

Deja una respuesta