Chocolate ecológico Bio Lluch

chocolate ecológicoLos asiduos a este blog ya saben que además de fomentar el uso y consumo de productos españoles solemos decantarnos además por el consumo de productos de proximidad, de pequeños productores artesanales, no testados en animales y también con especial atención a los ecológicos. Este chocolate cumple alguno de dichos requisitos, con lo cual nos ha parecido un producto perfecto para que lo conozcáis y disfrutéis con su sabor.

No es la primera vez que hablamos de chocolates, algo que seguro que muchos de vosotros, golosos como yo, agradecéis. De hecho ya contamos en dicho artículo las virtudes de este alimento tan versátil que tanto sirve como condimento que en repostería, pastelería o incluso para comérselo en deliciosos postres o directamente en tableta.

Sabemos que casi todo el cacao que se emplea actualmente en la fabricación del chocolate procede de África, aunque los mejores y más aromáticos son los que provienen de América. En este caso, del Chocolate Ecológico Bio Lluch, desconocemos la procedencia (aunque en el envoltorio, cuidado al detalle, nos diga que proviene del cultivo de la UE y de fuera de la UE). Ya sabemos que el cacao que se utiliza para hacer los chocolates españoles no es oriundo de nuestras tierras, es un hecho que la materia prima no será española, pero en este caso lo que sí cuenta es el hecho de que la manufactura sí lo es, los procesos de elaboración son realizados en Agramunt, en la provincia de Lleida por la empresa Saudom S.L., que viene a ser la madre de la marca “Torrons Àngel&Lluch” y “Torrons Artesans Vicens“, maestros turroneros desde 1948.

chocolate ecológico Bio

La sociedad en general, y sobretodo actualmente la española, está empezando a tomar conciencia de que la alimentación producida en masa no es tan saludable como nos la han pintado durante todos estos años. Los pesticidas, herbicidas, conservantes, etc … que los fabricantes meten en la comida a gran escala es un factor determinante en muchas enfermedades que pueden afectar a nuestro organismo a lo largo de los años de estar expuesto a ello. Es por eso que la alimentación Bio y ecológica no conoce la crisis económica, al contrario, la producción aumenta gracias a la demanda de los usuarios que se preocupan por su salud.

Hace pocos años era impensable encontrar chocolate ecológico en la estantería de un supermercado, tenías que conformarte con las marcas de toda la vida (que no vamos a mencionar por ser en su mayoría extranjeras), pero si algo cambia en la exposición de las grandes superficies es que algo está cambiando en los hábitos de los propios consumidores.

En cuanto al chocolate ecológico Bio Lluch no tiene nada que envidiar a los de las grandes marcas chocolateras que invaden el mercado, una textura poco harinosa y de sabor dulce, sin amargura, donde los ingredientes según puede verse en el dorso de la etiqueta (foto que acompañamos) son procedentes de la agricultura ecológica (todo con sus correspondientes sellos CCPAE y ES-ECO-019-CT. Además, con el valor añadido de no contener gluten, aunque en caso de ser celíacos deberíamos tener en cuenta que puede contener trazas de frutos secos.


Como complemento a este artículo diremos que dentro de la marca “Torrons Vicens” (desde 1775) que engloba la misma empresa, podemos encontrar además de este chocolate ecológico infinidad de productos como los tradicionales turrones artesanos, especialidades como los barquillos, crema de turrón, carquiñolis, galletas y otras selecciones gourmet que estoy segura os hará salivar en cuestión de segundos. Y todo ello producido artesanalmente en nuestra tierra por gente que conoce el oficio, en una empresa de aquí y con todos los controles de calidad que merecen unos productos exclusivos como los que os hemos narrado.