Chocolate artesano El Beato

chocolates artesanos típicos¿Qué podemos decir del chocolate que no sepamos ya a estas alturas? Al chocolate se le atribuyen mil y una virtudes entre las que destacan su efecto afrodisíaco, sus incontables antioxidantes, la capacidad para estimular las endorfinas (las llamadas hormonas de la felicidad) y, qué duda cabe, la fundamental de despertar el placer de los sentidos de todos sus adeptos. Su carácter exótico lo convirtió en delicatesen digno de paladares exigentes y hoy se torna en producto versátil donde los haya que tanto sirve para aliviar una depresión, levantar el ánimo, aplacar las tensiones como para subir la líbido en cuestión de segundos.

Actualmente casi todo el cacao que se emplea en la fabricación de chocolate procede de África, aunque los mejor caracterizados son los de América. El cacao africano es algo menos aromático que el Americano, aunque un poco más rico en contenido de materia grasa (manteca de cacao). Las mayores plantaciones mantenidas por españoles han sido tradicionalmente de Guinea, aunque actualmente es más rentable el petróleo para ellos, y por eso se ha dedicado menos tiempo a ello.

Hoy día para la fabricación de Chocolate, la mayoría de las empresas, partimos de la pasta de cacao ya tratada. Esto significa, limpieza del grano, su tostado, descascarillado y molido. Esta pasta, se mezcla con el azúcar ya molida, y con los ingredientes que se quieran realizar durante 8 a 10 horas, proceso denominado conchado, y se suele dejar dicha masa para utilizarla al día siguiente, para su elaboración. El siguiente paso sería moldear dicha masa en sus moldes y dejar enfriar hasta que la masa esté totalmente fría para envolverla y enviarla para su consumo.

Y dentro de este proceso manual y artesano es donde entran los maestros de El Beato, empresa de la que ya hemos hablado anteriormente, donde con su saber hacer crean y moldean chocolates de manera totalmente artesanal, creando sabores como lso que podéis apreciar en la foto: chocolate con leche y limón confitado, negro con menta, negro sin azúcar y chocolate con frambuesa. Además de otros con sabores tan exóticos y originales como chocolate blanco con yogur, chocolate negro con almendras, negro con pasas al ron, negro con nueces y pasas, chocolate negro con miel, y otros.


Todos estos sabores se engloban dentro de colecciones como “Chocolate de mi pueblo“, “Chocolate artesano del camino de Santiago“, “Choco Art” con nombres de poblaciones y con envoltorios originales en cada caso que, además, permiten ser personalizados para empresas, regalos o incluso como marca para otras poblaciones o lugares emblemáticos. Estoy seguro que tras leer estos evocadores nombres de chocolate se os ha hecho la boca agua, así que ya sabéis, la próxima vez que vayáis en busca de un chocolate diferentes, que además esté hecho en España no os olvidéis de este nombre: chocolates artesanos El Beato. Una tentación irresistible de 18 delicados sabores que siempre se conjugan a la perfección, chocolates atrevidos o clásicos, pero siempre exquisitos.


Deja un comentario