Gel estimulante de ducha con aroma de vainilla: Herbatural

Gel de ducha herbaturalDe la mano de los Laboratorios Herbatural os traemos hoy un artículo sobre otro de los productos Made in Spain que podemos recomendar, esta vez concretamente un producto made in Barcelona. Como ya hemos mencionado en articulos anteriores, Herbatural es un Laboratorio español con más de 25 años de experiencia en el sector, cuyos productos además llevan el distintivo “punto verde” concedido por ECOEMBES como empresa que contribuye a la sensibilización e implantación de la recogida selectiva de envases.

Uno de los muchos productos Herbatural es el nuevo gel de ducha estimulante de vainilla; así describe el producto la propia web de Herbatural: “Herbatural ha formulado y testado este gel con los beneficios de la vaina de vainilla para la higiene corporal y el cuidadado de la piel. El extracto de la vaina de vainilla está indicado, ya desde el tiempo de los aztecas, para todo tipo de estimulación por eso Herbatural lo ha elegido para suavizar y dar mayor vigor a la piel.”.
Lo cual es muy recomendable para esas duchas matutinas que nos desperezan para empezar un nuevo día, más que nada por el efecto vigorizante y estimulante del extracto de vainilla.

El olor de este gel (que hemos probado) es extremadamente dulce, sin caer en el clásico olor de la vainilla de repostería, si no más bien con matices de un aroma que recuerda al de las muñecas nuevas. El modo de empleo es el de siempre: Masajear sobre la piel previamente humedecida hasta crear espuma y aclarar con abundante agua.

La verdad es que no es demasiado fácil encontrar este producto en droguerías especializadas, y aunque algunas variantes del producto o de la misma marca pueden comprarse en La Balear, concretamente este gel de ducha de vainilla ha estado a la venta estos últimos días en los supermercados de la cadena Lidl, junto con el champú de vainilla y la mascarilla capilar que completa esta gama. Se trata de un envase de 300ml, tamaño más reducido del que solemos ver en otros acondicionadores de la misma marca, y si no recuerdo mal el precio es bastante asequible, rondaba los 2 euros.


Como en todos los productos de Herbatural, el envase trae la especificación “product of spain” (algo que deberíamos ver más a menudo) más otras muchas otras especificaciones importantes como que el gel no contiene siliconas y que no ha sido testado sobre animales, algo que los lectores de este blog ya saben que agradecemos mucho. Ya sabes, cuando vayas al súper en busca de un gel de ducha fíjate en las marcas españolas, y si además no testan en animales, mucho mejor!


Vino tinto Campo Viejo Rioja Tempranillo: sabor español

Vino tinto Campo Viejo

Vino tinto Campo Viejo

Si hay algo de lo que podemos presumir los españoles precisamente es del vino. Los vinos españoles gozan de gran prestigio en todo el mundo y es muy valorado por famosos gourmets y enólogos. Pero de un tiempo a esta parte, no se si por la economía, o si por otros intereses, están empezando a proliferar en los supermercados vinos procedentes del resto de Europa, Sudamérica (Chile sobretodo) y hasta de Sudáfrica. Y digo yo, a ver, centrémonos. ¿Qué pasa con los vinos españoles? Es evidente que hay vinos de 15 euros y vinos de euro y medio, ¿pero realmente pensamos que un vino sudafricano de 2 euros será mejor a cualquier vino español de dos euros? Yo sinceramente no me lo creo.

La prueba os la traigo hoy con un vino de calidad, un vino español de La Rioja (cuna de grandes y exquisitos vinos) de la variedad Tempranillo: Campo Viejo. Un vino que sigue el método tradicional de La Rioja: despalillado, estrujado y posteriormente el prensado, pasando después a fermentar el mosto resultante a temperatura controlada. Un vino de color rubí y aromas a frutas rojas que en boca resulta fresco y frutal. Un vino tinto ideal para acompañar todo tipo de asados, quesos, caza y arroces.

Campo Viejo nace en el año 1959 de la mano de dos bodegueros riojanos con gran cultura sobre el vino y su tratamiento. El nombre de las bodegas “Campo Viejo” proviene del paraje conocido con el mismo nombre  en el que uno de los bodegueros había pasado su niñez. El primero de los vinos de dicha bodega (situada en Aldanueva de Ebro, en pleno corazón de La Rioja) salió precisamente de una bodega rústica de piedra antigua. En los años posteriores la marca se afianza en el mercado y va sacando varias modalidades de vino, vinos blancos, rosados, rosado (garnacha), tintos, crianza, reserva, gran reserva y dominio. Unas bodegas con Denominación de Origen “La Rioja” situadas en Logroño.

En este caso el tempranillo de Campo Viejo es un vino de 13% de volumen de alcohol, muy compensado y fácil de digerir. Un vino que nada tiene que envidiar a ningún sucedáneo francés ni sudamericano. Un vino español muy correcto que puedes encontrar a veces en oferta a 2,99 euros en varios supermercados (nosotros lo compramos en LIDL y/o Mercadona). Además es de agradecer, por ejemplo, que el tapón sea de corcho; un material resistemte, tradicional y ecológico que ayuda a la conservación de la industria corchera de este país y al mantenimiento de nuestros bosques y de varios cientos de empleos que dan de comer a varias familias en nuestro país.


Si sois de los que compran vino para acompañar vuestras comidas o cenas (incluso de compromiso) no dudéis en darle una oportunidad a este vino. Sin duda os sorprenderá por su cuerpo y sabor en boca. No soy un gran sibarita del vino pero entre un vino de fuera y uno español jamás dudaré sobre cual será mi elección ¿y vosotros? ¿todavía dudáis de que el mejor vino del mundo es el de nuestro país? Pues comprad vino español y favoreceréis a una industria tradicional de la que sin duda podemos presumir con la cabeza bien alta. Podéis encontrar este vino de Rioja en la mayoría de supermercados y centros comerciales, afortunadamente es un vino muy extendido y fácil de encontrar.


Sal gruesa de cocina Leda: Salinera Española

Sal gruesa de cocina

Sal gruesa de cocina

Es evidente que hay veces en que nos es imposible comprar en supermercados 100% españoles, ya sea por economía o por distancia. Pero no por ello vamos a dejar de (incluso en dichos supermercados) consumir productos hechos en España. En este caso nos centramos en uno de los supermercados de descuento más conocidos: LIDL. En este supermercado, además de productos básicamente alemanes y franceses (ojo que hay mucho producto chino) también podemos encontrar productos hechos en España. Y la sal gruesa de cocina Leda es uno de ellos.

La marca de sal Leda pertenece a la empresa Salinera Española, S.A., una empresa que nació en 1878! y que desde entonces explota diversas salinas del territorio nacional. Actualmente el patrimonio de producción de la empresa lo conforman las Salinas de Ibiza y las de San Pedro del Pinatar (Murcia). La sal que produce la empresa se ha exportado a lo largo de los años a medio mundo, en parte gracias a la importancia que a mitad del siglo XX tenía para la industria pesquera. Actualmente países como Noruega, Dinamarca, Islandia o Reino Unido son destinatarios de gran parte de la producción de esta empresa. A nivel nacional la inversión que se ha hecho en las Salinas de San Pedro del Pinatar (Parque natural de las salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar) hacen que éstas se hayan convertido en una de las factorías más modernas y avanzadas de España en materia de alimentación y usos domésticos de la sal.

Las salinas de Ibiza y San Pedro del Pinatar están ubicadas en la cuenca del Mediterráneo, con la complicidad del sol y la brisa producen una sal de excelente calidad; ambas están integradas en parajes naturales y gran parte de la actividad que se realiza contribuye a garantizar su conservación y equilibrio, cumpliendo de esta manera una importante función ecológica.

La denominación exacta de este producto es “sal marina para alimentación tipo Grancilla“, y su composición es Cloruro Sódico (NaCl). El proceso de elaboración es de lo más sencillo y natural: partiendo del agua del mar y mediante un proceso de precipitación se obtiene el cloruro sódico, la sal se lava y limpia de impurezas, almacenándose al aire libre. Posteriormente se centrigufa y se somete al secado y cribado, posteriormente se envasa. La sal gruesa seca está especialmente recomendada para preparar todo tipo de recetas gastronómicas, y para ser utilizada en la cocina, mesa o salero. Siempre hay que tener la precaución de, después de su uso, cerrar bien el recipiente y conservarlo en un lugar seco, protegido de los rayos del sol.


Nosotros hemos encontrado y comprado este producto hecho en España en el supermercado LIDL, y el precio ronda los 0,35 euros. Una opción económica frente a otras marcas de origen extranjero disimuladas con marcas españolas. En la compra cotidiana hay que aprender a leer la información de los productos para asegurarnos de que estamos comprando productos españoles y así favorecer el crecimiento de nuestra industria y comercio.